Tipos de Movimientos

El movimiento está determinado por la dinámica interna y externa de los seres vivos y puede consistir en el desplazamiento de un lugar a otro, en cambios de posición, o en movimientos al interior del organismo y hasta de los mismos componentes y estructuras celulares. Obviamente el movimiento es más evidente en los animales por su capacidad de correr, caminar, saltar, volar o nadar, según sea el caso. En lo que a las plantas se refiere estas presentan movimientos muy peculiares, conocidos como tropismos o nastias, los cuales están relacionados con algún estimulo externo en particular. Algunas células vegetales exhiben también un movimiento circular en su citoplasma conocido como ciclosis que ayuda a la distribución intracelular de materiales.

Movimiento animal

Correr: es la manera más rápida de desplazamiento a pie de un animal o de una persona. A la acción y efecto nomina carrera. Se define deportivamente como un paso en el cual en un determinado momento ninguna de las extremidades motrices del ser se encuentran en contacto con el suelo. Es una forma de ejercicio aeróbico tanto como anaeróbico.

Saltar: Levantarse del suelo con el impulso de las piernas, ya verticalmente para dejarse caer en el mismo sitio, ya oblicuamente pasando a otro.Arrojarse desde una altura para caer de pie.Perder el contacto, levantarse una cosa por propio impulso y con violencia pasando de un lugar a otro.

Movimiento Vegetal

Los tropismos son movimientos que realizan las plantas cuando necesitan adaptarse a condiciones ambientales mas favorables. Los movimientos se producen por fenómenos de crecimiento vegetal, con aumento de la masa total de la planta, por lo que, a diferencia de los movimientos que se producen en el reino animal no pueden deshacerse y son totalmente involuntarios.

Fototropismos: son reacciones al ser bañadas por la luz. El tallo tiene fototropismo positivo y la raíz negativa. Las células especializadas, llamadas fototropinas, activan la hormona vegetal auxina.Lo observamos cuando colocamos una planta en una habitación junto a una ventana. Ésta se irá doblando en dirección a la luz.

Gravitropismo: lo provoca la fuerza de la gravedad. La raíz presenta gravitropismo positivo, que la hace crecer hacia abajo, mientras el tallo presenta gravitropismo negativo, pues busca la dirección opuesta. Se produce por la presencia de amiloplástidos en células especializadas, que, al cambiar de posición dentro de estas células, provocan una descompensación de masa que es la que origina el desigual crecimiento.

Tigmotropismos: ocurre cuando están en contacto con cuerpos sólidos, permitiendo a algunas plantas trepar aferrándose a otros vegetales u objetos mediante zarcillos, tallos volubles o raíces aéreas.

Ritmos circadianos: Son los cambios que experimentan como consecuencia con estímulos ambientales y biológicos predeterminados.

Destacan los movimientos fotoperiódicos y estacionales, que son respuestas de los vegetales a las variaciones de la luz solar entre el día y la noche y entre unas estaciones y otras, y que se manifiestan en el cambio de posición de las hojas, en el cierre nocturno de las flores, en su periodo de floración, en la germinación de semillas, etc.

Se llevan a cabo mediante proteínas fotorreceptoras, llamadas fitocromos, que activan hormonas femeninas, siendo entre ellas las auxinas las más importantes.

La luz y la temperatura parecen ser los estímulos exteriores que más influyen en estos cambios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: